Discurso de Grace Beja Dayan, nueva presidenta de la División Femenina de Keren Hayesod México

  • 0
150 150 ff-admin

Buenos días a todos, sean ustedes bienvenidos y gracias por acompañarme en este momento tan especial.

“Israel es nuestra luz y la flama que nos hace brillar”.

Comienza este año como estandarte de la gran celebración por el cumplimiento de los 70 años de existencia como país libre e independiente: el Estado de Israel, siendo Jerusalén su capital espiritual, capital única, tema que aquí nos compete y será nuestra prioridad.

Hoy reconocemos que la lucha de todos no ha sido en vano, sino un esfuerzo continuo que nos ha llevado a cumplir nuestros sueños.

Israel ha logrado, en tan poco tiempo, lo que nunca nos imaginamos, se construyó un vergel de un desierto, un país con una cultura floreciente y pujante con nuevas ilusiones y desafíos.

Señoras y señores, en este año tan especial, que estará lleno de grandes proyectos, me da mucho gusto tener el honor de caminar junto a ustedes a través de este sendero.

A Keren Hayesod empecé a asistir muy emocionada a las juntas de cada semana como invitada y oyente, escuchando información interesante que me inspiraba a hacer algo GRANDE, quería poner mi granito de arena y también participar en seguir construyendo material y espiritualmente a Medinat Israel.

Mis padres, Marcos y Margarita, me dieron la mejor educación y escogieron una escuela de la Red judía donde aprendiera muy bien a hablar hebreo y reforzara mis raíces judías y sionistas;; me educaron con los valores más honestos y éticos que pudieron transmitirme, me brindaron todo su amor y cariño y además, me dieron la oportunidad de estudiar y prepararme para el mañana.

También por mi parte, el haber estudiado la carrera de Historia del Arte me abrió muchas puertas al mundo en el que hoy vivimos de Cultura Globalizada, y mi trabajo en la escuela Bet Hayladim como guía Montessori, me hizo crecer y desarrollarme alrededor de padres, maestros y sobretodo el favorable trato con los niños (a los cuales les debo el mayor respeto y crecimiento) así como el convencimiento de que en ellos está el futuro de nuestra labor.

Todo esto es un plus en mi formación que ha de ayudarme en tan honorable gestión que hoy inicio con ilusión, respeto y admiración por todas las presidentas que me antecedieron y por todas las askaniot que hacen posible que la División Femenina de Keren Hayesod México sea lo que es hoy.

Me llena de satisfacción compartirlo con quienes me han dado todo su apoyo para tomar el puesto de presidenta de la División Femenina con tanto orgullo y sensibilidad. En realidad me siento muy privilegiada.

Como Steve Jobs decía: ?hay que conectar los puntos hacia atrás?, algo que nunca hubiera sabido porqué lo hice en el pasado, tuve que confiar en el futuro para que los puntos alguna vez se conectaran, y de esta forma hay que confiar en algo, como yo lo he hecho ahora, quizá fue en el instinto, el destino, en la vida o en el karma.

También cuento con el apoyo de mi familia;; Carlos, mi compañero de vida, con el que he formado una preciosa familia de tres hijos, Michelle, Nicole y Mauricio, y ahora con un yerno maravilloso, José.

De mis hijos, les puedo decir que no pudimos haber creado seres más increíbles, siempre alentándome en todo lo que hago y dándome ánimos cuando mis fuerzas aminoran.

Este será un gran año, celebramos y festejamos el haber llegado a los 70 años de existencia del Estado de Israel. Con orgullo y mucho trabajo, así como con visión hacia el futuro de nuestros líderes y todos los judíos del mundo, hoy tenemos un Estado joven y fuerte lleno de proyectos vigorosos, que ha sabido responderle a todos los que lo han necesitado: rescatando, absorbiendo, educando y promoviendo la aliá.

Gracias por todo el trabajo desinteresado y el gran esfuerzo que, desde nuestro México querido, hemos logrado a través de todo este tiempo, sigamos adelante comprometidas con la causa y con nuestros ideales, que hasta ahora hemos sabido engrandecer día con día y con el entusiasmo del cumplimiento de nuestros compromisos, lo que hace que lleguemos a metas sorprendentes con el apoyo de todas las mujeres solidarias de nuestra comunidad, empeñándonos en:

  1. Salvar aldeas en peligro de ser bombardeadas
  2. En construir refugios en zonas alejadas
  3. En comprar ambulancias para emergencias médicas
  4. Y permitir la oportunidad de una educación de calidad a jóvenes en zonas sensibles, y muchas cosas más.

Sigamos con la entereza que hasta ahora llevamos, porque como alguna vez me dijo mi amigo Nahúm Gorodzinsky, compañero de paseos en bici: al pedalear muy fuerte con los pies, puedes dejar de acelerar un momento y seguirás en movimiento sin que la bici se detenga ni la velocidad se reduzca, así podrás observar el paisaje que tienes de frente y sentir la inercia que llevas en el viaje, pero si no te vuelves a impulsar rápidamente puedes perder parte del gran esfuerzo realizado para llegar a tu destino.

Hoy, al aceptar este nuevo cargo y formar parte de este maravilloso grupo, salgo beneficiada en la dedicación de tan encomendada tarea que enaltece mis orígenes judíos, teniendo el coraje de seguir a mi corazón y a mi intuición, porque de algún modo, ellos saben lo que realmente quiero ser.

Es un privilegio y honor para mí aceptar esta invitación de participar con todos y todas ustedes en esta noble labor, continuando la misión para engrandecer nuestra vida judía.

A mi familia, a mis amigos, a mi coach: Arie Schwartzman, y a todas las mujeres que se encuentran aquí hoy, y que alguna vez tocaron fibras sensibles de mi vida, que creyeron en mí apoyándome y disfrutando de todo lo bueno de la vida, les agradezco el haber venido aquí a acompañarme una vez más y siempre.

Muchas Gracias.

  • 0

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.